lunes, 5 de noviembre de 2007

Carta a Camila

Querida y despeinadisima Cami:
probablemente sean años antes de que puedas leer y entender esta carta que te escribe tu madrina Mariellita a.k.a. Gran Tía Mariella, pero me provocó escribirla porque, como me dijeron hace poco, me llené de tantos sentimientos bonitos estando contigo hasta hace unos días que sería una tonta de no tratar y ponerlos en blanco y negro. Como alguna vez dijo tu tío Cali (desde ya tienes más pelo que tu tío Cali, pero no le digamos nada, shhh) los sentimientos no se pueden poner en papel porque el amor es algo divino y verbalizarlo sería volverlo algo mundano y terrenal, pero déjame hacer mi mejor intento. Y dice así.
En el momento que te conocí, cuando llegué a tu casa una tarde después de volar desde Lima, no podía creer lo chiquita que eras: Pensar que hacía solo un mes habías nacido y eras tan fragil y tan pequeñita pero a la vez tan perfecta me hizo pensar en que, en verdad, esto de los niños era milagrosamente maravilloso. Tenía miedo de cargarte y de que te caigas de mis brazos pero lo hice, y te acurrucaste en mi codo y estiraste tus piernecitas y las volviste a juntar, e hiciste esa mueca que parecia sonrisa y que a todos nos hacía sonreir.
Pasaron los días donde pensé que me cansaría tal vez de escucharte llorar y de no entender porqué, pero a pesar de que tus pulmones eran los más potentes del universo siempre había fuerzas para tratar de consolarte y si ya no podía, encargarte a los siempre consoladores brazos de la abuela Lucha. Para la abuela Lucha eres el amor de sus amores, la reina del universo, la princesa mas bella del planeta, y la abuela Lucha sabe hacerlo todo bien y sabe como ponerte contenta y sabe que te gusta escuchar a los beatles y que te gusta dormirte en brazos, y es que la abuela Lucha ya tuvo 3 hijos propios y como 5mil adoptados, lo que la convierte a la abuela Lucha en una experta absoluta en el tema de bebés. Tu mamá no se queda atrás: investiga todo sobre tu desarrollo y lo tiene todo documentado; es probablemente la mamá más dedicada del mundo sin llegar a ser espesa ni agobiante, como una madre debe ser. Y bueno, de ahí estaba yo: una tía inexperta en el tema de niños y que casi muere la primera vez que vio un pañal tuyo en todo su esplendor. Pero bueno Cami, así somos las tías, nos sobran las ganas pero nos falta la experiencia. Pero con mucho cariño intenté.
Mis momentos favoritos contigos eran tres: el momento que te despertabas de tus largas siestas, donde encogias tus piernecitas y luego las estirabas y te desperezabas con todas las ganas del mundo. Luego estaba el momento cuando tomabas tu leche, donde emitias los más sonoros chanchos del universo y emitias tu voz de protesta si habia quedado una gota en el biberón. Tu cara de felicidad despues de terminar era lo más bello del mundo. Finalmente, me encantaba la hora de tu baño: yo era la encargada de lavar tus piecesitos y de ayudar a ponerte la ropa; me encantaba peinarte despues del baño e innovar tus looks para ver con cual te veias mas primorosa.
Pasaron los dias en Miami y cada día te quería un poquito más. Si me llorabas o te tirabas un chancho en mi cara o te tirabas un pedito bien olorosillo a mi poco o nada me importaba; me reia contigo cuando te reias y podia mirarte sin parar ni detenerme en el tiempo a los ojos porque eres la criatura más maravillosa del universo, así, sin más palabras. Es extraño ese tipo de amor; y creo yo que es como el amor debería ser. Incondicional, irracional, sin esperar nada a cambio pero dando todo lo que uno pueda, por poco que sea. Yo te daba mis brazos y tu me dabas tus agús agús, era lindo y así eramos felices.
Te cuento que te extraño mucho. Es raro como puedes llegar a estrechar un lazo con alguien tan chiquito como tu, pero de que se puede se puede. Me acuerdo de tus sonrisas que duraban un segundo y moriamos por capturar en la camara, de cuando hacias tu boquita así, de tus uñitas como garritas y de tu pelo lacio, inmanejable y fantástico. Me acuerdo de todo eso y te extraño con frecuencia, porque era tan lindo sentir contigo en brazos ese amor tan bonito que solo se siente con corazones puros como el tuyo. Tu paz, tu respiración rapidita, tus ojos abiertos como platos, tu semisonrisa y tu manito que me agarraba un dedo y solo cubria dos falanges. Tus dedos largos como los de tu mamá, tu pelo rebelde como el de tu papá. Eres fantástica Camila, y que nadie nunca te diga lo contrario.
Y te extraño mi ahijadita. Pero ya estaremos juntas de nuevo, y jugaremos en tu jumperoo y en tu carpa mágica y serás una rockstar con tu karaoke y seremos la tía y la sobrina más felices del mundo. Porque he aprendido contigo que se puede querer así, sin preguntas ni respuestas, y extrañarte con una lagrimita que se me cae por los ojos pero con una sorisa inmensa aunque nunca tan linda como la tuya. Gracias Cami. Tu ya sabes por qué.
Te quiere
tu hada madrina (que hoy está sensible y querendona)

7 comentarios:

Ceci dijo...

No me hagas llorar!!!!!

Ceci dijo...

Gracias hermanita!!!! TQM

Ceci dijo...

Gracias hermanita!!!! TQM

darling dijo...

Me has hecho shorar. Es precioso tu amor x Cami. Ceci no pudo escoger mejor madrina.

¡Yo tb quiero q seas mi hada madrina!

Ceci dijo...

Si es verdad, Camila no podia tener mejor madrina!!! Gracias hermanita!!!!!

cl@u dijo...

Se me llenaron los ojos de lagrimas.

Cami, sólo te conozco por fotitos y videos pero tu hada madrina tiene razón, eres fantástica. Ven prontito!!!

Pili Chuez dijo...

Camila querida, mejor madrina, IMPOSIBLE!